Cómo hackear una cuenta de Gmail

Hay varios métodos para hackear cuentas de Gmail. Descúbrelos más abajo.

Las personas piensan que hackear una cuenta de Gmail (o cualquier cuenta de un sistema) es fácil y que todo lo que necesitan es una herramienta de hacking, ya sea en línea o sin conexión, pero la verdad es muy diferente. Por ejemplo, encontré muchos “hackers” de Gmail disponibles en línea, pero ¿sabes qué? todos ellos son falsos y se publican sólo para ganar dinero.

¿Crees que una empresa innovadora como Google es tan ingenua como para no identificar tales técnicas de hacking contra un negocio de varios miles de millones de dólares? De hecho, conocen bien estas técnicas de hacking a través de un programa llamado Bug Bounty Program, donde los investigadores de seguridad / piratas informáticos de todo el mundo encuentran e informan vulnerabilidades de seguridad (debilidades del sistema) a Google. Google toma medidas inmediatas y recompensa a las personas que han aportado una divulgación responsable.

Entonces, ¿cómo algunas personas obtienen la contraseña de una cuenta de Gmail cuando no hay una herramienta de “hackeo”?

Bien, que no haya una forma fácil, no significa que esto sea imposible. Sí, hay formas de hackear una cuenta de Google, pero todo ello es por error de los usuarios que interactúan en el sistema, así que pensando en esto, a continuación te muestro una lista detallada de formas con las que se puede hackear una cuenta de Gmail / Google y sus medidas preventivas.

Nota: Tenga en cuenta que este artículo se publica con el propósito de educar a las personas y no debe utilizarse con fines maliciosos.

Método #1: Phishing

Seguridad web

El phishing es la técnica más común para hackear contraseñas de una cuenta de Gmail y presenta la mayor tasa de éxito en comparación con todos los demás métodos de hackeo de contraseñas de Gmail debido a su diseño y su apariencia confiable.

¿Cómo funciona el phishing?

En términos simples, phishing es el proceso de clonación de un sitio confiable destinado a robar la contraseña del usuario u otra información sensible, como detalles de las tarjetas de crédito.

De esta manera, se crea una página que se ve exactamente como la página de inicio de sesión de Gmail pero con una URL diferente como gooogle.com (con 3 “o”) o  gmaail.com (con 2 “a”) o cualquier otra URL que afirme ser legítima. Todo esto, con la idea de que el usuario acceda a esta página pensando que es la página de inicio de sesión real de Gmail.

Luego, las personas que no encuentran la página sospechosa, ingresan su nombre de usuario y contraseña, siendo así, enviados estos datos al hacker que creó la página phishing, mientras que la víctima sería redirigida a la página original de Gmail.

¿Cómo protegerse del phishing de Gmail?

Los hackers pueden comunicarse contigo de muchas maneras, como correos electrónicos de Gmail, mensajes personales, mensajes de Facebook, anuncios en sitios web, etc. Al hacer clic en los enlaces para estos mensajes, puedes acceder a la página de inicio de sesión de Gmail (falsa).

Por lo tanto, cada vez que te encuentres con una página de inicio de sesión de Gmail o Google, debes verificar la URL porque nadie puede simular / usar la URL de Google excepto cuando hay vulnerabilidades XSS, pero esto es muy raro.

Entonces, para evitar caer en páginas phishing de Gmail, debes estar atento/a que las URLs sean las siguientes: https://mail.google.com/ o https://www.gmail.com/. Además de que tengan un candado de seguridad verde (HTTPS) en la barra de direcciones.

Método #2: Ingeniería social

La ingeniería social es esencialmente un proceso de recopilación de información sobre una persona cuya cuenta quiere ser hackeada (en este caso, de Gmail). Requiere de información tales como la fecha de nacimiento, su número de móvil, número de teléfono celular de su novio / novia, nick, apellidos de la madre, lugar de nacimiento, etc.

¿Cómo funciona la ingeniería social?

Preguntas de seguridad:

Muchos sitios web tienen una opción de restablecimiento de contraseña común llamada «Pregunta de seguridad». Los más comunes son «¿Cuál es su lugar de origen?» “¿Cuál es el apellido materno de su madre?” O cualquier otra pregunta.

Así pues, obtener estos datos de la persona a la que se quiere “hackear” puede permitirnos acceder a su cuenta. Entonces, si alguien llega a saber la respuesta, podría hackear la cuenta usando la opción de contraseña olvidada.

También se puede usar los datos obtenidos para intentar iniciar sesión a la cuenta con diferentes combinaciones hasta lograr el objetivo.

¿Cómo protegerse de la ingeniería social?

Es fácil. Inventa una respuesta, da una falsa. Y, sobre todo, mantenga siempre su número de teléfono y dirección de correo electrónico de recuperación.

Método #3: Keylogger

El Keylogger es un software utilizado para registrar las pulsaciones de las teclas de una computadora. De esta manera, si instala el programa en el dispositivo del usuario que quiera hackear, y él teclea la contraseña de su Gmail, podrá ver esto y más.

¿Cómo protegerse de los keyloggers?

No necesitas tener miedo a los keyloggers cuando usas tu ordenador personal, pues eres el único que accedes a ella. Pero cada vez que utilizas un ordenador público o cualquier ordenador de tu amigo, no debes confiar en él.

Para ello, puedes utilizar la herramienta «Teclado en pantalla» cada vez que necesites ingresar una contraseña. También asegúrate de que nadie revise la pantalla cuando escribas tu contraseña, ya que la pantalla mostrará lo que escribió. Además, asegúrate de tener siempre una contraseña en tu PC y no se la digas a nadie ajeno porque podría aprovecharlo para instalar un registrador de teclas en tu sistema.

Si te gustaría probar el funcionamiento de un keylogger, con una simple búsqueda en Google encontrarás decenas.

Método #4: Extensiones hackers de Gmail

Este método no permite que el hacker tenga acceso completo a tu cuenta de Gmail, pero puede controlar tu cuenta indirectamente.

He visto varios complementos de Google Chrome y Firefox que secretamente realizan acciones como compartir una publicación en Google Plus, seguir una página de Google+ y más.

¿Cómo funcionan las extensiones que hackean Gmail?

Cuando visitas ciertos sitios web o páginas web maliciosas, se te pedirá que instales un complemento en el navegador. Una vez que se instala el complemento, se ejecutarán todas las tareas descritas por el hacker de Gmail o el atacante que lo creó. Algunas acciones principales incluyen ver actualizaciones de estado en su muro de Google+, seguir una página de Google, seguir a una persona, invitar a amigos y más. Es posible que no sepas que eso está sucediendo en tu cuenta de Google, excepto cuando revisas periódicamente tus actividades de Google.

¿Cómo evitar esto?

Puedes controlar las actividades de tu cuenta de Gmail usando una función llamada Historial de Google. No debe confiar en sitios de terceros que requieren que agregue una extensión de navegador. Solo instale complementos si confía en el editor. ¿Por qué debería tomar riesgos si no conoce el editor o la intención del complemento? Siempre mantente alejado de estas extensiones maliciosas del navegador.